lunes, 8 de febrero de 2016

Dos familias de Castellón regresan a la misión y una joven se prepara

Llenas de vida y ganas de anunciar el evangelio, estas dos familias misioneras del Camino Neocatecumenal están a punto de regresar a la misión. Unos a las Villas Miserias de Buenos Aires (Argentina), y los otros a Concepción, (Chile). Antes de irse han visitado al Obispo para despedirse de él. En la actualidad hay seis familias en misión y una joven se prepara para ir en marzo a Ucrania.
Agustín Piquer, Eva Sales y sus 9 hijos llevan 8 años de misioneros en Buenos Aires, Argentina y el domingo pasado regresaron después de pasar casi dos meses en Castellón. Esta familia son misioneros desde hace 19 años. Antes de ir a Buenos Aires estuvieron 5 años en Cuzco, Perú y 6 en Bolgogrado, Rusia. Esta vez vuelven los padres con 6 de sus 9 hijos: dos estudian en Castellón y otros dos son seminaristas, uno en el Redeptoris Mater de Galilea y el otro en el de Dalas, EEUU. Eva y Agustín aseguran que regresan contentos y viendo que Dios les da la fuerza y les anima para seguir en la misión en este sitio tan precario y con tanta violencia.

Juan y Mª Amparo viven desde 2007 como familia misionera en Concepción, 400 km al sur de Santiago, la capital de Chile. Dentro de dos semanas se reembarcarán de nuevo rumbo a la misión. La sencillez, el trabajo pastoral, el testimonio, la dependencia de la Providencia son el marco en el que sus gemelos de 11 años crecen y se educan.

Junto con ellos, la Diócesis ha enviado en misión a cuatro familia más que realizan una labor de evangelización en Hungría, Francia, Estados Unidos y Ucrania, a la que se unirá una joven que está preparando los trámites para el envío. La primera familia en misión del Camino Neocatecumenal enviada desde la diócesis salió en 1995.


Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Te pedimos que seas respetuoso con el comentario